Crea un dormitorio relajante, con aroma a lavanda.

¿Alguna vez te preguntaste cómo sería tener un dormitorio a donde puedas relajarte y descansar profundamente? 

Dormitorio relajante con aroma a lavanda
Crea un dormitorio único, con aromas esenciales

Tener un dormitorio a donde poder relajarse al final del día, es posible utilizando algunos tips de decoración y aromatizarlo suave y delicadamente con una fragancia relajante como la lavanda.

La propiedades de la lavanda son conocidas desde hace siglos, por eso en este artículo te contamos sus increíbles propiedades, su comprobada eficacia, cómo aromatizar el dormitorio con esta fragancia y los mejores consejos para decorar una habitación relajante.  

Una fragancia ideal para el dormitorio:

La Lavanda:

El olfato es el sentido más agudo que poseen los seres humanos, y el único que está directamente conectado con el cerebro, por lo que es capaz crear, resguardar y equilibrar todas nuestras emociones.
La lavanda, es el aroma predilecto para la relajación del cuerpo y la mente. Tiene un exquisito aroma y es sumamente fácil de tolerar. Al ser un aroma muy versátil puede ser utilizado por toda la familia. 
Para convertirlo en aceite esencial, es necesario destilar 250 kl de flores de la lavanda y así obtener 1 kl de aceite esencial. 

Sus propiedades son
  • Analgésicas.
  • Calmantes.
  • Relajantes.
  • Y lo más importantes es que combate el insomnio.
Eficacia comprobada:

Un estudio de la revista Lancet, publicó una investigación realizada con ancianos que sufrían de insomnio por lo que debían suministrarse somníferos diariamente. Rociaron fragancias con aceite esencial de lavanda, en todas sus habitaciones, y como resultado, pudieron conciliar el sueño profundamente sin la necesidad de seguir utilizando somníferos.


Este aroma es ideal para:
  • Conciliar el sueño, y por consiguiente combatir el insomnio.
  • Aliviar el nerviosismo y reducir la hipertensión.
  • Mejorar el estado de ánimo.
  • Aliviar el dolor de cabeza.
  • Relajar la tensión muscular y equilibrar el sistema nervioso.
  • Armonizar y equilibrar las emociones.

Ahora bien, ¿Cómo Aromatizar el dormitorio, para que cada vez que entremos nos dé una sensación placentera? 

Coloca un difusor ambiental:

Difusor aromático, Ramo violeta
Coloca un difusor aromático como el "Ramo Violeta" que combina flores de lavandas con violetas en tu mesita de luz o en el lugar de tu dormitorio que más te guste, pero que no este muy cerca de la cama (para que el perfume no sea invasivo a la hora de dormir)

Igualmente podes tener en cuenta cómo funcionan los difusores aromáticos, para colocarlo en el mejor lugar de la habitación y que su aroma perdure durante todo el día.

Utiliza esencias puras de Lavanda:

Podés colocar entre 5 y 10 gotas de aceite esencial, 100 % puro y natural de lavanda, en el hornito a vela o eléctrico y agrega agua tibia hasta llenar el cuenco. 

También si calefactor lo permite, (debe tener un pequeño recipiente metálico adentro) en invierno, podes agregarle unas gotas de esencia. 

La cantidad de gotas de aceite varía según el tamaño del hornito.  

Esta opción es práctica para perfumar el dormitorio durante el día, pero por la noche lo óptimo es que no hayan ni artefactos eléctricos ni velas prendidas, para conciliar mejor el sueño.                         


Utiliza perfume textil y ambiental de lavanda:

Perfume para la ropa de lavanda
Rocía las almohadas, los almohadones, las sábanas, los cubrecamas, las frazadas, las alfombras y las cortinas, cada 3 o 5 días (aprox.) con el perfume textil de lavanda.


El perfume quedará intensamente adherido a tus telas, aromatizando todo el ambiente.


También podés perfumar tu pijama y ropa interior, con ésta misma fragancia, porque es un aroma suave y delicado. 

Tips de decoración para complementar con la aromaterápia:

1)- Orden y limpieza: el desorden y los malos olores impiden que el cuerpo y la mente se relajen. Es fundamental mantener el orden en el ropero, y aromatizarlo periódicamente.

2)- Los colores de las paredes: El lila, el violeta y los pasteles, son colores que ayudan a inducir el sueño.

3)- Iluminación: Esto es fundamental para obtener un ambiente pacífico, la iluminación debe ser tenue, cálida y natural.

4)- Temperatura: La temperatura ideal para dormir plácidamente debe ser entre 20º y 22º, una habitación muy fría o muy caliente puede atentar contra el sueño.

5)- Texturas: Utiliza texturas suaves y delicadas con un color acorde a la decoración, tanto para los almohadones como para los acolchados, cortinas y sillones. Perfumalo con el mismo aroma que utilizas para las sábanas.

6)- La cama: Lo ideal es ubicar la cabecera a un lado de la ventana, nunca detrás o en frente, así evitarás que luz te moleste por la mañana. Y recuerda, dar vuelta el colchón al menos una vez al mes para evitar que se deforme y se vuelva incómodo. 

¡Podes comprar ahora esta fragancia!
$203