Cómo cuidar la piel con aceites naturales

Cuida tu piel utilizando aceites puros y naturales

Tu piel perfecta
Piel perfecta con aceites 100% puros y naturales

Los aceites naturales y sin procesar son los ideales para el cuidado de la piel del rostro. No engrasan ni obstruyen los poros, y son altamente nutritivos, sólo hay que saber usarlos. Acá te contamos cómo. 

Para evitar que la piel se vea opaca y dañada es importante hidratarla llegando a las capaz más profundas de la piel. Por eso a continuación, te detallamos paso a paso cómo llevar una rutina de limpieza y nutrición intensiva para que la piel del rostro sea visiblemente fresca y luminosa sin necesidad de tener que recurrir a grandes capaz de maquillaje. 

Antes de empezar, deberías buscarte el mejor horario para tu rutina diaria de belleza, de éste modo, lo vas a poder hacer todos los días. Para obtener los mejores resultados, tenes que tener constancia.

Lo ideal para el cuidado de la piel del rostro, es que te tomes unos minutos por la mañana y otros por la noche. 

Cuidado de la piel antes de dormir:

Paso 1: Limpieza de cutis


Limpieza de cutis


Es fundamental que limpies tu cara todos los días, principalmente si usas maquillaje.  

Debido al uso constante de cosméticos y a la contaminación del ambiente, la piel se ve afectada por bacterias y partículas de suciedad que le impiden respirar con normalidad. 


Si bien podes aplicarte cualquier  crema de limpieza que tengas a mano, lo mejor es utilizar aceite de oliva puro extra-virgen o aceite de tea tree, para limpiar profundamente los poros. 


¿Cómo utilizar los aceites para limpiar la piel del rostro?


1)- Toma una toalla pequeña y coloca una vincha en el pelo para no ensuciarlo.

2)- Comienza limpiando bien tus ojos y pestañas con el aceite puro. Los aceites las nutren y ayudan a crezcan más.

3)- Luego continua limpiando y masajeando toda la cara. Un buen masaje activará la circulación sanguínea y linfática, para lograr una piel bien elástica y luminosa.   


4)- Una vez aplicado el aceite en todo el rostro, tenes 2 opciones:


    • Podes mojar la toalla con agua bien caliente,
    • O se puede mojar la toalla, y luego ponerla 30 segundos en el microondas para calentarla.
5)- Prueba que la toalla no queme, de ser así aguarda unos segundos, debe estar caliente pero no quemar.

6)- Coloca la toalla abierta en toda la cara para abrir los poros, y luego comienza extraer cuidadosamente el aceite de la piel.


7)- Lava la toalla y volvé a limpiar.



7)- Enjuaga la cara con abundante agua.

Aclaración: aunque no te hayas maquillado, igual tenes que limpiarte la cara todos los días.


Paso 2: Exfoliar


Exfoliar la piel
Mantene tu piel libre de impurezas

Es importante exfoliarse la cara cuando se realiza una limpieza profunda, así eliminaras las células muertas, los "puntos negros", evitarás el engrosamiento excesivo de la piel y lo más importante, le darás un aspecto rejuvenecido al rostro. 

Lo ideal es enfocarse principalmente en la nariz, pera, frente y pómulos porque son las zonas donde más grasitud y "puntos negros" se acumulan. 


Éste paso es para realizar sólo 1 vez por semana para piel normal o mixta. La pieles más grasas pueden exfoliarse 2 veces por semana, sólo si es necesario. Si tu piel es muy sensible utiliza cremas exfoliantes para tu tipo de piel, y aplicala sólo 1 vez cada 15 o 30 días.

¿Cómo exfoliar la piel?


Despacio y con cuidado de no dañar las capas superficiales (epidermis) de la piel.  


1)- Si bien podes utilizar una crema exfoliante, es una muy idea utilizar un producto que sea natural. 


Podes preparar tu propio exfoliante con aceite de oliva o aceite esencial de rosas. Con 2 partes de aceite más 1 parte de azúcar. 


2)- Comienza exfoliando el mentón, justo debajo de la boca, y luego continua con el resto de la cara hasta llegar a la frente. Haz hincapié en la nariz, los pómulos y la frente. 


3)- Para terminar lava tu cara con agua tibia y secala con una toalla dando "golpesitos" para no irritar la piel.  


Paso 3: Hidratar y nutrir


Hidratar y nutrir la piel
Piel limpia nutrida e hidratada


Luego de la limpieza facial, (y de la exfoliación) tenes que nutrir la piel para que no se reseque, y por ende, evitar que sigan apareciendo arrugas o líneas de expresión.

Para ésto recomendamos utilizar Óleo de Argán, debido a que puede ser utilizado por todos los tipo de piel (incluyendo el graso)   siempre y cuando sea 100% puro y natural, es decir, que no contenga ningún aditivo extra. 

A demás, no es comedónico, por que no obstruye los poros. Se absorbe rápidamente y no engrasa la piel.

Propiedades y efectos en la piel:
  • "Vitamina F" (35%) (conjunto de ácidos grasos esenciales no saturados). 
    • Ideal para tratar problemas de sequedad de la piel.
  • Ácido Alfa-Linoleico (15%), también conocido como Omega 3. 
    • Es ideal para mantener la hidratación de la piel, otorgándole mayor elasticidad.
  • Vitamina E ( 700 mg/kl, es decir, casi 3 veces más que el aceite de oliva), ésta vitamina es principalmente antioxidante. 
    • Ayuda a bloquear los radicales libres que afectan a la piel, renovando las células y luchando contra el envejecimiento de la piel.
  • Betacaroteno, son los procursores de la Vitamina A. 
    • Repara las membranas celulares ayudando a mejorar la luminosidad de la piel. 
    • A su vez, estimula la producción de colágeno y ayuda a aumentar el grosor de la piel.
  • Fitoesteroles. 
    • Es antioxidante y ayuda a proteger la piel de los radicales libres.
  • Esqualeno (320 mg/litro). 
    • Ayuda a curar la piel reseca y agrietada, manteniendo su humedad.  
¿Cómo utilizar Óleo de Argán?

Como dijimos anteriormente, después de una limpieza, (superficial o profunda), se aplica desde el mentón hacia arriba, para ayudar a que los músculos de la cara se mantengan siempre en su lugar.

Cuando te apliques una crema, loción, o cualquier producto en la cara, los movimientos son siempre hacia arriba, nunca al revés. 

Se lo deja actuar el aceite toda la noche y al otro día a la mañana lavas tu cara, como siempre.

Podés utilizarlo, prestando especial atención al contorno de ojos, que es la piel que primero envejece por ser la más fina de la cara. 
El Óleo de Argán le brindará la hidratación y protección de necesita.

Por último, si te gusta usar mascarillas faciales, aplica el Óleo de Argán en toda la cara justo antes de colocarte la mascarilla, de este modo potenciarás los efectos del aceite.

Cuidado de la piel durante el día:

1)- Por la mañana, debes minimamente lavarte la cara, 

2)- Luego nutrirla.


3)- Y los más importante, aplicarte protector solar. 


Es indispensable, que utilices éste último a diario, incluidos los días nublados de invierno.


Nota: No utilizar aceites ni exfoliar la piel, en casos de acné severo, o problemas cutáneos graves. Antes consultar con el dermatólogo. 
¿Te gustó este artículo? 
Te invitamos a seguirnos en nuestras fan page 
 @perfumes.aromasol (Facebook)
 @aromasol1 (Twitter)
y participa de nuestros sorteos!
También te puede interesar:


Beneficios
del aceite de rosas


Los mejores tips
  para
el cuidado del pelo





Usos cosméticos
de las
sales de Epson