Ciudades que huelen bien

3 Ciudades que te sorprenderán por sus exquisitos aromas


Aromasol

Anímate a realizar recorridos olfativos por el mundo y a atesorar tu propio código de esencias viajeras. No sólo son lugares preciosos por su historia, su cultura y sus paisajes sino también porque sus calles tienen exquisitos aromas. 

Cada país, cada ciudad y cada rincón de la tierra tiene su propio aroma, parte del ADN invisible de la cultura, que ilustrará tus momentos especiales mucho mejor que las 500 fotografías que saques para subir en las redes sociales. 

Te presentamos un top 3 de ciudades aromáticas, que cualquier trotamundos no debe olvidarse de experimentar a través del olfato.

1. PARA LOS AMANTES DEL CHOCOLATE

Brujas, Flandes, Bélgica.


Aroma a chocolate

Brujas, la ciudad que huele a cacao, es verdadero laboratorio del chocolate, aquí encontrarás una chocolatería exquisita en cada esquina de aquellas callecitas medievales, puesto que cuenta con más de 50 maestros chocolateros activos.  



En brujas se puede degustar tanto chocolates artesanales con 100%  cacao como innovadoras creaciones con ingredientes exóticos que guían a los turistas hacia sus comercios tan sólo por el olfato. Donde se ofrece una experiencia sensorial y degustación de los productos.



Te recomendamos las dos chocolaterías más valoradas por trip advisor:






Pero la relación entre el chocolate y la ciudad no termina ahí, también está disponible el museo del chocolate: Choco-story donde encontrarás respuestas a todas tus preguntas sobre el cacao y sus 4000 años de historia, la peregrinación del chocolate Choc! Around the Clock (del 6 al 8 de diciembre) y como no, los spa con tratamientos de chocolate para la piel, puesto que el chocolate no sirve sólo para reconfortar el espíritu, además es un excelente tónico para la piel. 

2. AROMA A CAFÉ

Quindío, Colombia.

Aroma a café

Colombia es probablemente el país productor de café más conocido del mundo. Todo fanático del café sabe que el aroma es casi tan estimulante como la cafeína misma. El sabor del café puede ser amargo o dulce, tostado o picante, pero su aroma puede contener muchísimo más y es lo que primero percibimos al poner la nariz cerca de la taza.

Imagínate encontrarte paseando en teleférico por los verdes y extensos cafetales del parque nacional de Quindío. Respirar hondo y sentir a tu alrededor el intenso aroma de los granos de café.  Se puede pasar la noche allí mismo, dentro de una finca de encanto colonial, visitar el museo donde descubrirás todo sobre la producción a través de los años. A demás, se puede disfrutar de una estimulante taza de café.

3. LA CIUDAD PERFUMADA

Hanoi, Vietnam

Aroma a flores


Olvídate de Europa, América o África, La ciudad de Ha noi es una de las ciudades que impresionan a través del olfato y no sólo en la época de florecimiento de la llamada “flor de leche”.

Se pueden oler Frangipani y Magnolias en las avenidas elegantes, el hogar de las tiendas de ropa de moda. Hanoi es además una ciudad de agua, el aroma fresco de los ríos y lagos, la incipiente humedad y una increíble cantidad de vegetación y flores por doquier.

No podemos olvidarnos del olor a incienso en la pagodas y de árboles que destilan aromas tan clásicos que se encuentran en Chanel n°5.

A diferencia de muchos occidentales, los vietnamitas han desarrollado un agudo sentido del olfato y son muy cuidadosos de los olores. Ellos se sienten atraídos por los productos naturales, como las flores de las orquídeas  y de loto, flores que son inseparables de la meditación budista. En las calles encontrarás floristas vendiendo por doquier. 

En el Templo de la Literatura, la primera universidad que Vietnam creó en el siglo 11, las flores de loto se esparcen en el Pozo de la Claridad Celestial. Basado en las enseñanzas de Confucio, quien promovió el estudio de las artes esenciales, como la poesía, la música, tiro con arco, equitación, caligrafía y matemáticas.

Pero lo fascinante es que uno encuentra humidificadores en la calle, unos pequeños aparatos que destilan perfume a través de la humedad y que hacen que las avenidas abarrotadas de motos y transeúntes no pierdan el encanto para nuestro olfato.

Los vietnamitas también suelen comer en la calle asi que el aroma de los fuertes condimentos, como menta, albahaca, cilantro y una variedad de frutas muchísimo más amplia y exótica se extiende por los intrincados pasadizos y calles de Hanoi.

Te invitamos a realizar un viaje paralelo que moldeara tu memoria y te permitirá recordar tus viajes  y tus mejores recuerdos cada vez que un aroma vivido se impregne en tu mundo.
¿Te gustó este artículo? 
Te invitamos a seguirnos en nuestras fan page 
 @perfumes.aromasol (Facebook)
 @aromasol1 (Twitter)
y participa de nuestros sorteos!
También te puede interesar:

Aceites para hornito
Cómo se utilizan
 los aceites esenciales