Usos cosméticos de las sales de Epsom

Sales de Epsom, un producto de belleza que no puede faltar en tu tocador.

Sal de Epsom Aromasol


Si hay un producto de belleza, que no puede faltar en tu tocador, son las sales de Epsom. En esta oportunidad te contamos cuáles son sus beneficios cosméticos y sus diferentes formas de uso. 

Lo bueno es que a demás, podrás convertir tu casa en un Spa con las recetas de belleza que te dejamos, utilizando las sales de Epsom para el cuidado del cuerpo y embellecer la piel. 

Beneficios de las sales de Epsom

La sal de Epsom, es un mineral también conocido como sal inglesa, que tiene una composición denominada sulfato de magnesio hidratado, una característica que las otras sales que conocemos, como las de mesa, no la tienen.   
El magnesio se absorbe fácilmente por los poros de la piel, por lo que sus beneficios y propiedades cosméticas son muy fáciles de obtener. 
Estas son:
  • Reduce la inflamación de la piel. 
  • Elimina las toxinas, previniendo de esta forma la aparición de celulitis. 
  • Es un exfoliante natural.
  • Desinflama rápidamente los moretones.
  • Es calmante y relajante del sistema nervioso.
  • Energiza el cuerpo.
  • Suaviza la piel. 
Usos cosméticos de las sales de Epsom

Para prevenir la celulitis

Sal de Epsom Aromasol

Como dijimos anteriormente, una de las principales causas por las que aparece la celulitis, es por la acumulación te toxinas en nuestro organismo. A demás de llevar una dieta sana, podes implementar el magnesio a través de la sal de Epsom. El cual te ayudará a eliminar las toxinas y a mejorar notablemente la circulación sanguínea. 

Opción N°1:
Para prevenir la celulitis la forma más rápida de utilizar la sales de Epsom, es en la ducha. Se debe colocar una cucharada sopera de sal de Epsom, sobre una esponja mojada y masajear de forma circular la zona a tratar, principalmente muslos y glúteos. De esta forma conseguirás en pocos minutos, exfoliar y desintoxicar la piel. 
 Opción N°2:
Podés mesclarla con el jabón líquido "happy legs" y potenciar sus efectos anticelulíticos. Justo antes de bañarte prepara en un recipiente, 2 cucharadas de sal de Epson, con 4 cucharadas de jabón. Aplica la preparación directamente sobre la piel masajeando igual que en la opción anterior.  
Para exfoliar la piel 

Sal de Epsom Aromasol


La piel se renueva sola cada 28 días (aprox.),   desprendiéndose las células muertas de su capa externa, dando lugar a las células nuevas. 

El problema, es que con el paso del tiempo, el cansancio y el estrés, el proceso se vuelve cada vez más lento, provocando que la piel se vuelva opaca.

En consecuencia, al no remplazarse las células muertas por las nuevas, la piel se verá reseca y envejecida, por esta razón, es que se recomienda exfoliarla una vez por semana (piel normal) o dos veces al mes (piel sensible) dependiendo del tipo de piel. 

Opción N°1: Exfoliar la cara
En un recipiente mezclar 1/2 cucharadita de sal de Epsom, con 2 cucharadas de tu crema o loción de limpieza habitual. Aplicar y masajear suavemente la piel, luego, retirar con con abundante agua tibia. Se recomienda exfoliar la piel en la ducha, para aprovechar el vapor del agua y de esta forma, limpiar en profundidad los poros.  
Opción N°2: Exfoliar el cuerpo
Para exfoliarte todo el cuerpo, podes mesclarla con el jabón líquido de "aloe vera" que a demás de limpiar es hidratante. Antes de bañarte prepara en un recipiente, 2 cucharadas de sal de Epsom, con 4 cucharadas de jabón. Aplica la preparación directamente sobre la piel masajeando principalmente los codos y las rodillas. 
Para desinflamar los pies

Sal de Epsom Aromasol

El magnesio que contienen las sales de Epsom, ayuda a reducir la hinchazón de los pies y tobillos (producida por la retención de líquidos), a demás, de mejorar la circulación sanguínea. 
Para desinflamar los pies, llena un recipiente (a donde entren tu pies), con agua tibia. Agrega 2 cucharadas colmadas de sales de Epsom y mesclá bien hasta que se disuelva para poder absorber bien todas sus propiedades, o bien deja algunas sales en el fondo para frotarlas y exfoliar tu pies.
Coloca los pies dentro durante 10 minutos. Tira el agua y volvé a llenarla pero esta vez con el agua bien fría, agrega nuevamente 2 cucharadas de sal de Epsom, y deja reposando los pies durante 10 minutos más. 
Para eliminar las durezas de los pies: Preparar en un recipiente 1 cucharada de sal con 1 cucharada de aceite "happy legs" o aceite de "tea tree" y ponerlo en lugar a mano. Para luego, colocar los pies en agua tibia con 1 cucharada de sal, durante 15 minutos. 
Con la preparación (de sal y aceite) frota bien tus pies, principalmente en los talones y en donde mayores sean las durezas. De esta forma, a demás de exfoliarlos, los suavizarás, eliminarás malos olores y los dejarás ultra humectados. 
Para exfoliar las manos

Sal de Epsom rosas de Aromasol


Aunque muchas veces nos olvidamos, las manos también necesitan una limpieza profunda y exfoliarse. Es una de las partes del cuerpo que más se reseca y que mayores cuidados requiere para evitar su envejecimiento prematuro. Exfoliandolas una vez por semana, no sólo eliminarás asperezas manteniendolas suaves, sino también evitarás la aparición de manchas. 

Prepara en un recipiente pequeño 1 cucharada de sal de Epsom de rosas más 1 cucharada de aceite puro de rosa pétalos, luego, utilizá esta preparación para frotar suavemente tus manos. 
Para mejores resultados, lava tus manos con el jabón líquido de rosa pétalos justo antes de exfoliarlas. 
Para desintoxicar el cuerpo y relajarse

Sal de Epsom relax Aromasol


Al principio de este artículo te hablábamos de convertir tu hogar en un spa. No hay nada más relajante y reconfortante, que darse un baño de inmersión, aunque sea una vez por semana, y así a demás conseguirás una piel suave y humectada. 

Para esto necesitarás, prender un hornito con esencias relajantes como por ejemplo, sándalo, azahar, lavanda, vainilla o glicina, para aromatizar todo el cuarto de baño. 
Llenar la bañera con agua tibia y agregar entre 5 y 8 cucharadas de la sal de Epsom de rosas o relax. Sumergite en el agua por 15 minutos. La piel de todo tu cuerpo quedará desintoxicada, suave, humectada y delicadamente perfumada.
Así que ya sabes, las sales de Epsón no pueden faltar en tu tocador.
¿Te gustó este artículo? 
Te invitamos a seguirnos en nuestras fan page 
 @perfumes.aromasol (Facebook)
 @aromasol1 (Twitter)
y participa de nuestros sorteos!
También te puede interesar: 
Los mejores tips
para el 

cuidado del pelo


0 comentarios:

Publicar un comentario