Cómo realizar un baño de pies desinflamatorio

Receta para realizar en casa un baño de pies o pediluvio desinflamatorio. 
Tips Aromasol, para el cuidado de los pies

Los aceites esenciales, son un regalo de la naturaleza para el cuidado del cuerpo, utilizados hace siglos como potentes remedios naturales. 

Las causas más comunes por las que se acumula líquido en los pies y en los tobillos, generando una hinchazón que puede durar horas, son:
  • El calor intenso 
  • El calzado inadecuado 
  • La mala alimentación 
  • La falta de ejercicio
  • Permanecer muchas horas sentada
  • Permanecer muchas horas parada 
Una forma sencilla de solucionarlo cuando llegamos a casa, es realizando un baño de pies con aceites esenciales, también denominado pediluvio. A continuación, te contamos como realizarlo paso a paso. 

Baño de pies para desinflamarlos

Baño de pies paso a paso

Materiales necesarios:

1- Un recipiente a donde entren cómodamente tus pies.

2- Aceite esencial desinflamatorio, que puede ser:
3- Sales de Epsom o marina

4- Agua tibia y fría.

¿Cómo preparar el agua para el pediluvio?

1- Llena el recipiente con agua apenas tibia (nunca caliente).

2- Agrega dos cucharadas de sal de Epsom o marina y mezclalas bien con el agua, no es necesario que las sales se disuelvan por completo.

La sal de Epsom, está compuesta por magnesio y sulfato por lo que es fácilmente absorbida por la piel. El magnesio, ayuda a reducir la hinchazón, mejora la circulación, la función nerviosa, y alivia los dolores musculares. 
Por otro lado, con las mismas sales podes exfoliarte los pies para limar asperezas y eliminar las células muertas. Simplemente, luego dejar los pies en remojo, debes tomar un pequeño puñado de sal marina y frotarlo suavemente en cada uno de los pies.

Una buena opción es la sal de baño "relax" porque a demás contiene aceites esenciales puros relajantes, tales como lavanda y mejorana.

3- Añadí 10 gotas de alguna de las esencias mencionadas más arriba y mezcla bien. 

4- Sumergí tus pies en el recipiente durante al menos 10 minutos.

5- Luego para desinflamar los pies y los tobillos, se debe ir alternando entre agua tibia y luego fría. Repetir ésta operación al menos tres veces, terminando siempre con el agua fría. Ésto también mejorará la circulación sanguínea de tu pies. 

7- Para terminar, coloca 3 o 4 gotas de aceite "happy legs" entre tus manos, frotalas y masajeate los pies presionando desde los dedos hacia el tobillo. 

Al finalizar notarás un alivio inmediato. Seca tus pies y mantenerlos un rato en el alto, o al menos sobre una silla, para descomprimirlos por completo.

Luego de un baño de pies 


Pies desinflamados y relajados


Lograrás:

  • Reducir inmediatamente la inflamación de los pies y tobillos.
  • Mejorar la circulación sanguínea.
  • Eliminar la fatiga. 
  • Aliviar los dolores musculares.
  • Eliminar malos olores y toxinas.
  • Limar las asperezas.
  • Eliminar la piel muerta y endurecida.
  • Eliminar células muertas.
  • Suavizar y humectar la piel.
  • Humectar las uñas de los pies.
  • Recuperar los talones agrietados.
¿Te gustó este artículo? 
Te invitamos a seguirnos en nuestras fan page 
 @perfumes.aromasol (Facebook)
 @aromasol1 (Twitter)
y participa de nuestros sorteos!
También te puede interesar:

0 comentarios:

Publicar un comentario