Cómo entrenar el olfato

Entrená tu olfato como un perfumista y elegí los mejores aromas para vos.

Órgano del perfumista
Órgano de perfume, museo del perfume Fragonard, París
Tener un buen olfato para poder distinguir entre diferentes esencias y fragancias, es sólo cuestión de saber entrenar la nariz. 

Nuestro olfato es mucho más sensible de lo que pensamos, ¿alguna vez imaginaste que los seres humanos somos capaces de distinguir entre un billón de aromas diferentes?

Un perfumista distingue entre 1000 tipos de perfumes diferentes. ¿Cómo lo logra? simplemente entrenando su nariz. 

Entrenando el olfato

Paso 1: Usar la nariz a diario

Tan sencillo como eso, empezar a usar más la nariz, oler y sentir, prestando atención a cada aroma. Si empezas a entrenar la nariz a diario, descubrirás nuevos aromas y nuevas experiencias. 

Paso 2: Preparar el lugar para ejercitarse

El perfumista suele estar poco tiempo en su lugar de trabajo, rodeado de más de 500 muestras de aromas esenciales, que se acomodan por familias olfativas en semicirculo, sobre una mesa de madera que se llama "órgano de perfume".

En este caso, no necesitarás 500 muestras de perfume o de aceites esenciales para desarrollar tus habilidades olfativas. Pero si necesitarás, un ambiente ventilado, limpio con una temperatura agradable, ni el calor excesivo ni el frío son buenos para la técnica de olfacción. 

Podes empezar con lo básico, con los aromas que estas rodeado todos los días, como frutas, variedades de té, café, vinos, etc. 

Paso 3: Ejercitarse

Para empezar a ejercitarse la mejor forma es empezar a oler conscientemente cada uno de los productos aromáticos que preparamos en la mesa. 

La acción de oler, se realiza repetidas veces pero sin llegar a saturar el olfato. 

De todos modos, los ejercicios diarios no se realizan sólo en una mesa. La calle, los parques, los jardines, los centros comerciales, etc., también tienen sus aromas específicos para entrenarse. 

Estas prácticas de oler conscientemente, se traducen en un ejercicio intenso entre la nariz y el cerebro. Si lo realizas frecuentemente, fortalecerás las conexiones implicadas en el sentido del olfato. 

Paso 4: Aumenta tu entrenamiento

Para agudizar aún más tu olfato y poder seleccionar mejor tus perfumes favoritos, elegí 3 aromas de cada familia olfativa. Es decir, podes seleccionar tres perfumes que tengas en casa pero que pertenezcan a tres familias olfativas diferentes. 

Por ejemplo, un perfume de la familia olfativa floral, otro frutal y otro maderas. Luego, sentilos conscientemente varias veces al día, intentando distinguir sus diferentes esencias. 

También podes probar las diferencias que existen entre una colonia, un body splash y un perfume. Las diferencias radican en las concentraciones y en los tipos de esencia. 

Recordá que cuando te aplicas un perfume sus notas van variando con el transcurso del tiempo dependiendo si son altas, medias o bajas.

De acuerdo con el neurobiólogo Alan Hirsh, este entrenamiento desarrolla nuevos receptores de la nariz creando nuevas conexiones nerviosas, agudizando el sentido del olfato.

Paso 5: Encontrar el perfume perfecto

Para encontrar tu perfume perfecto, tenes que identificar el tipo de aroma que se conecte con la mayoría de las composiciones. La identificación clara de las diferentes familias olfativas, te ayudará a reducir tus opciones y a considerar las que mejor vayan con tu estilo. 
¿Te gustó este artículo? 
Te invitamos a seguirnos en nuestras fan page 
 @perfumes.aromasol (Facebook)
 @aromasol1 (Twitter)
y participa de nuestros sorteos!
También te puede interesar: 

La importancia
de usar perfume

0 comentarios:

Publicar un comentario